Archivo de la categoría: Frases para pensar

Las suposiciones de la vida!!!

Estándar

¿Cuántos viven a costa de las suposiciones de la vida?
¿Cuántos son infelices porque las cosas no son como piensan que deberían de ser?
 
Nos meten en la cabeza ideas de que el mundo es redondo y que no hay otra forma de imaginarlo, que nuestros gustos son feos, nuestras ideas malas y que ser espontáneo es peligroso. Nos hacen creer que sólo con los de nuestra propia raza, género y estatus social podemos conjeturar, pero entonces ¿dónde queda nuestro ser individual, nuestros gustos y derechos como mujeres y seres humanos?
 
Nos quejamos porque nuestros padres no son como los padres ideales y perfectos que vemos en los anuncios, las películas y los libros porque el hombre o la mujer que nos llega no es lo que esperábamos. No es un príncipe, ni una princesa. Sino un ser esencial… Porque el auto que nos dieron no es de lujo y la casa en que vivimos no es un palacio. Porque nuestros hijos no son como los de la vecina y nuestro perro no es como el del ministro… Lee el resto de esta entrada
Cita

“La vida se acaba cuando dejas de soñar, la esperanza cuando dejas de creer, el amor cuando dejas de cuidarlo y la amistad cuando entra el silencio…nunca dejemos de decirnos…te quiero o gracias por estar allí del otro lado, por tu tiempo, por tus palabras, por tu cariño…simplemente gracias por cruzarte en mi camino y darme tanta alegría”

Ama, vive, sueña…

Cita

“Si hoy, alguien te hizo daño con sus palabras, no te preocupes, la gente mala es así; se escabullen y se esconden en la desgracia de los demás. Se alimentan de la paz ajena porque no pueden ni siquiera encontrar la suya y se harán viejos pidiendo compasión. Si te hicieron daño, míralos fijamente sin miedo, porque la felicidad de tus ojos los hará mucho más miserables. Voltea la página, tu corazón te está esperando”

Voltea la página

Cita

Atrévete a ser sabio ¡AHORA! El que pospone la hora de VIVIR correctamente es como el patán que espera que el río se seque antes de cruzarlo.                                                                     Horacio

Atrévete…